3. Ría de Ribadeo

Ribadeo posee hábitats naturales de notable diversidad, entre los espacios que sobresalen por esta riqueza destaca la Ría de Ribadeo, poseedora de múltiples reconocimientos medioambientales, incluida en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC) junto con el río Eo, declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1989, y Zona Húmeda de Importancia Internacional inscrita en el convenio Ramsar desde 1994. A todo esto hay que sumarle su reconocimiento como refugio nacional de caza desde 1983.

El territorio de Ribadeo posee hábitats naturales de notable diversidad. Entre los espacios que sobresalen por esta riqueza destaca el de la propia ría, incluida en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC) junto con el río Eo, declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1989, y Zona Húmeda de Importancia Internacional inscrita en el convenio Ramsar desde 1994. A todo esto hay que sumarle su reconocimiento como refugio nacional de caza desde 1983. La ría de Ribadeo traza el límite entre Galicia y Asturias con una orientación sur-norte y una longitud de 10 kilómetros. Presenta muy escasa profundidad media ya que, en bajamar, afloran grandes bancos de arena que producen cambios espectaculares en su aspecto según el estado de las mareas. En cuanto a su localización geográfica, la ría de Ribadeo pertenece a las llamadas Rías Altas atendiendo a la magnitud de sus acantilados, ya que en estas rías el mar sólo invade el curso final del río que las conforma. Si atendemos a su origen tectónico, la de Ribadeo es la única de tipo mixto, es decir, que en su formación interviene más de un factor geológico determinado, como pueden ser los movimientos de tierra, la erosión marina sobre rocas previamente alteradas o las elevaciones y hundimientos que intervienen en todos los procesos de formación de las rías. La ría de Ribadeo constituye un lugar de gran importancia como área de paso o refugio invernal de numerosas especies de anátidas y limícolas como el cormorán grande (Phalacrocorax carbo), la garceta común (Egretta garzetta), la garza real (Ardea cinerea), el silbón europeo (Anas penelope), la cerceta real (Anas crecca), el ánade real (Anas platyrhynchos), el ánade rabudo (Anas acuta), la focha común (Fulica atra), mientras que sus aguas poseen importantes poblaciones de salmón, lamprea, reo, cangrejo de río o mejillón de río. En cuanto a la vegetación, especies de repoblación como el eucalipto o el pino marítimo ocupan amplias áreas en el interior del territorio, donde fueron sustituyendo progresivamente a otras especies autóctonas. Ya en el litoral encontramos diversidad de hábitats costeros (estuarios, zonas fangosas intermareales, acantilados con vegetación de las costas atlánticas y bálticas) y abundante vegetación halófila (pastizales salinos atlánticos, pastizales salinos mediterráneos, matorrales halófilos termoatlánticos y mediterráneos). Las superficies rocosas están cubiertas fundamentalmente por argañas y matorrales propios de zonas templadas y flora común de la costa atlántica. Por la riqueza de sus hábitats la ría de Ribadeo se encuentra bajo varias figuras de protección:

• Espacio Natural en Régimen de Protección General desde la publicación del Decreto 157/1995 de la Xunta de Galicia. Incluye todo el curso del río Eo. Esta figura se reserva para zonas que merecen un régimen de protección por tener reconocidos unos valores naturales, culturales, científicos o educativos singulares que se amparan con un régimen compatible con los usos y actividades tradicionales de aprovechamiento ordenado de las producciones, siendo compensadas todas aquellas limitaciones a sus usos.

• Convenio Ramsar, firmado por el Estado español para la protección de las zonas húmedas. En este convenio se incluyen zonas húmedas de importancia internacional de acuerdo con su riqueza ecológica, zoológica, botánica, hidrológica… muy especialmente como hábitat de aves acuáticas migratorias.

• Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1989. Se consideran con este régimen de protección aquellos espacios donde se encuentran las medidas adecuadas para evitar la contaminación o deterioro de los hábitats o las perturbaciones que afectan a las aves.

• Refugio de Caza desde 1983.

• Punto de Interés Geológico. La rasa está recogida en la publicación del Instituto Geológico y Minero de España (1983) y catalogada como de interés geomorfológico, didáctico y regional. Tienen esta consideración aquellas áreas que muestran una o varias características consideradas de importancia dentro de la historia geológica de una región natural.

• Espacio natural protegido desde 1991.

• Área de Importancia para las Aves. La ría de Ribadeo está decretada como Important Bird Area (número 8) por el Consejo Internacional para la Conservación de las Aves (ICBP), en colaboración con la Oficina Internacional para el Estudio de las Aves Acuáticas y las zonas Húmedas (IWRB) y la Sociedad Española de Ornitología. La ría de Ribadeo fue seleccionada por ser una importante zona de hibernación y descanso migratorio de anátidas y limícolas.

• Espacio incluido en Red Natura 2000 y en la Directiva de hábitats desde 1992. En el Eo podemos encontrar los mejores bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina así como zonas pantanosas básicas. 

• Humedal protegido de la ría de Ribadeo: El decreto 110/2004, de 27 de mayo, en el que se regulan los espacios naturales clasificados como Zonas Húmedas Protegidas para la Red Natura 2000 en Galicia cataloga un área de 563 hectáreas de la Ría de Ribadeo como una de las cinco zonas húmedas protegidas de las que existen actualmente en Galicia. A su vez, este espacio forma parte, desde 1994, del lugar Ramsar Ría de Ribadeo, que ocupa una superficie de 1192,2 hectáreas distribuidas por los términos municipales de Ribadeo, Vegadeo y Castropol (estos dos últimos en Asturias). La ría de Ribadeo es un estuario formado en la desembocadura del río Eo, aunque también vierten sus aguas en ella otros cursos de menor entidad (río Grande, río Pequeno…). Predominan en él los hábitats intermareales de lodo y arena y los herbales halófilos o subhalófilos. Su parte más abrigada proporciona acogida a poblaciones hibernantes de aves acuáticas y limícolas, constituyendo también un espacio ideal para diversas especies de flora de interés internacional. Destaca por su diversidad de hábitats costeros en buen estado de conservación, representados por diversas formaciones vegetales (vegetación de marisma, zonas fangosas intermareales, acantilados y matorrales costeros) y por constituir un lugar representativo para la región biogeográfica atlántica de herbales salinos de Juncus maritimus y matorrales salinos termoatlánticos.

• Reserva de la biosfera: Río Eo, Oscos y Tierras de Burón En septiembre del año 2007 la UNESCO, dentro del programa Hombre y Biosfera, aprobó la declaración del río Eo, Oscos y Tierras de Burón como Reserva de la Biosfera. Este espacio se convirtió así en la primera reserva de España con carácter intercomunitario y promovida por iniciativa de dos gobiernos autonómicos. El área declarada tiene una superficie de 158.883 hectáreas (más del 65% de ese territorio es gallego) y agrupa un total de catorce ayuntamientos (siete de cada comunidad autónoma) que suman casi 33.000 habitantes. Conforma un entorno en el que convergen valores paisajísticos y medioambientales y en el que encontramos paisajes de media montaña (llega hasta los Ancares), fluviales (con el río Eo como eje que vertebra el territorio) y marítimos (Cantábrico). La parte gallega de este espacio está integrada por os municipios de Ribadeo, Trabada, A Pontenova, Ribeira de Piquín, Baleira, A Fonsagrada y Negreira de Muñiz, mientras que la asturiana suma los concejos de Castropol, Vegadeo, San Tirso de Abres, Taramundi, Villanueva de Oscos, Santa Eulalia de Oscos y San Martín de Oscos.

• Zona de Especial Protección para las Aves El espacio formado por el río Eo y la ría que conforma en su desembocadura representa un magnífico biótopo para numerosas especies de aves, característica por la que le fue concedida la categoría de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en 1989. Esta ZEPA, de 1915 hectáreas de extensión, incluye también una zona de territorio asturiano, representando la parte gallega unas 613 hectáreas. Se consideran con este régimen de protección aquellos espacios en los que se detectan medidas adecuadas para evitar la contaminación o el deterioro de los hábitats o las perturbaciones que afectan a las aves. En buena medida la ría de Ribadeo fue seleccionada por ser una importante zona de invernada descanso migratorio de numerosas especies anátidas y limícolas (cormorán grande [Phalacrocorax carbo], garceta común [Egretta garzetta], garza real [Ardea cinerea], silbón europeo [Anas penelope], cerceta real [Anas crecca], ánade real [Anas platyrhynchos], ánade rabudo [Anas acuta], focha común [Fulica atra]…).

 

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png