4. Sobre las rías, estuarios y sus orígenes

El paisaje del litoral cantábrico y la costa occidental de Galicia son en general accidentados, con acantilados que hacen frente al mar poniéndole límites. Sin embargo, en ocasiones es el mar quien parece haberle ganado la partida a la tierra, adentrándose kilómetros tierra adentro, aprovechando los tramos finales de los valles fluviales. Así, unas veces la mar inundará estas zonas húmedas de forma permanente (rías), y otras lo hará dos veces al día, coincidiendo con las pleamares (estuarios).

El mosaico de ambientes creados, la interacción entre las aguas dulces y saladas, el encuentro entre la flora y fauna del mar con la de la tierra y el río, la elevada riqueza en nutrientes, su importancia para las aves en sus rutas de migración e invernada, y su belleza paisajística, hacen de los estuarios unos enclaves naturales privilegiados. Por sus dimensiones y ubicación, la ría de Ribadeo es una de las más importantes del norte de España.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png