5. Castro de Burela

Los primeros indicios de poblamiento en los límites de la parroquia de Burela corresponden a un castro situado en la parte extrema del cabo, en un pequeño alto, muy cerca del mar, un lugar estratégico desde donde se divisa toda la costa. La población castreña ha dejado su huella en los instrumentos encontrados en una finca llamada "Chao de castro"; la arracada y al torques de Burela.

El torques, descubierto en 1945, es una pieza de oro de 23 quilates formada por una gruesa varilla en el centro y romboidal en los bordes, sus extremos se rematan con "doble tronco de cono". En 2013 el Concello de Burela en colaboración con la Diputación de Lugo edita el libro “O Torques de Burela, a xoia do noso patrimonio”, el cuál está disponible para prétamo en la Biblioteca Municipal.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica

fb.png